Una infancia plena

Actualmente observamos que la sociedad está adelantando procesos de desarrollo del niño. Lamentablemente encontramos niños cansados, estresados, que llevan vidas muy aceleradas.

Es común ver programas educativos que proponen enseñar a niños muy pequeños a leer, a escribir, a hacer operaciones matemátias con el argumento que serán mejores lectores o más  “inteligentes”. Los niños pequeños que están en ambientes escolarizados pasan mucho tiempo en actividades de mecanización, de repetición y de memorización. Sin embargo, el niño pequeño para poder aprender necesita jugar, crear, construir, manipular, equivocarse, saberse valorado, descansar y tener cerca a adultos valiosos a quién él pueda imitar y en quién pueda confiar.

En el área deportiva, vemos el mismo fenómeno; Los niños cada vez más pequeños se involucran en deportes estructurados con muchas reglas en donde la competencia con otros y sobresalir del resto se convierten en el obejetivo.

La tecnología se ha convertido en parte de la vida de los pequeños. Los niños pasan horas con aparatos electrónicos, sus vidas cada vez son más sedentarias. Nuestros niños están olvidando como jugar, cómo interactuar con otros niños y disfrutar de los elementos sencillos y ricos que podemos encontrar en la vida.

Por otro lado, los padres están depositando en el niño la autoridad. Es triste ver a niños que no pueden obedecer, que no toleran las pequeñas frstraciones cotidianas y que necesitan “mucho” para ser felices. Con pesar vemos niños que demandan y padres que obedecen, niños que requieren grandes cantidades de juguetes y experiencias muy elaboradas para poder disfrutar.

Queremos resaltar la idea de que el niño necesita tres cosas principalmente: mucho amor, límites claros y un ambiente naturalmente estimulante. Queremos hacer notar que los niños en sus primeros años necesitan ser nutridos; es bueno contarles muchos cuentos para que ellos quieran después leer, es bueno fomentar el juego porque en él desarrollan creatividad y cooperación, es bueno que sepan respetar al adulto y a sus padres porque sólo así serán libres.

Permitamos a los niños ser niños y desarrollar a su tiempo su grandioso potencial.

Educadores de Instituto Docet.

 


Categorías: Docet, Métodos y técnicas


 
   Agenda tu cita de informes al 1099.4435 o al 1099.4437